Libera: En Cañete no hay escuelas ni institutos de música.

Written by on 10 febrero, 2018

Libera es la primera banda de hardcore punk proveniente de Cañete y, también son los primeros en lanzar un EP en este género en esta provincia. Sus letras, que hablan de libertad, nos invitan a superar las adversidades por nosotros mismos. Son un claro de ejemplo de trabajo arduo y constancia diaria.

Me encontré con Anderson Herrera (líder, guitarrista y voz), Raúl López Yalán (Bajo y Coros) y Fabricio Duvan Manrique (Batería) en la Plaza de Armas de Cañete a las tres de la tarde. Llegaron puntuales, antes de la hora pactada y, yo ya las estaba esperando.

¿Cómo se inicia Libera?

Anderson: Libera se crea el 15 de mayo del 2015. Empezó como canciones que yo componía en new metal; pero al no lograr encontrar un vocalista para ese género, cambié el estilo hacia el punk para poder cantar yo mismo, armé una maqueta y luego de mostrárselo a unos amigos me animaron a armar una banda y lo hice con otros miembros, no los actuales, pero igual éramos batería, bajo y guitarra.

Tocamos un par de veces con esa formación que duró un año y, antes de tocar ya había grabado los temas, porque más que nada era un proyecto personal. Por motivos de trabajo el baterista y bajista se fueron de Cañete y yo seguí grabando algunas canciones, una parte acá en Cañete y otra en Lima.

¿Por qué Libera?

Anderson: Así se llamó la primera canción que hice y así quedó.

El primer EP de Libera, Ya nada queda, tuvo sus contratiempos…

Anderson: Las canciones ya las había compuesto en el verano del 2015 y, se suponía que el primer EP con cinco canciones, debia salir a fines de ese mismo año, ya tenía todo listo y solo faltaba grabar las voces pero un mes antes de las grabaciones finales me robaron la laptop con todo el material. Pensé en tirar la toalla, pero en marzo del 2016 empecé nuevamente con todo. Yo grabé todos los instrumentos, lo que sí contraté fue a un baterista, que es el mismo productor que me ayudó con las grabaciones: Jack Bastante.

¿Y la actual formación?

Anderson: A Raúl y a Fabrizio ya los conocía de otra banda donde hacíamos covers y como los vi libres, los invité y aceptaron. Para esto ya se había lanzado el EP. Ellos viven en San Vicente y yo en Imperial.

El siguiente lanzamiento, será un EP o un álbum. ¿Están trabajando nuevos temas?

Anderson: Yo había compuesto 10 temas, de los cuales cinco están en el primer EP y, tengo cinco guardados, así que es material para usar en el siguiente EP. Los planes nos llevan a lanzarlo a finales de noviembre. Va a tratar temas similares a los del primero, pero hacia lo político, aprovechando las elecciones que se vienen.

Fabrizio: ¡Esa no me lo esperaba! (Risas)

Anderson: Solo falta masterizar, el EP se va a llamar Locura / Demencia. Con una mujer en portada también. Pero sí o sí sale este año porque Jack Bastante, quien ha sido un gran apoyo para nosotros y nos va a grabar en su estudio Audiobas, se va de viaje el otro año.

Qué influencias tiene Libera

Anderson: G3, Inyectores, Contracorriente, aunque en los solos tiene un poco de sabor a AC/DC.

Acá en Cañete ¿cuántas salas de ensayo hay? ¿están bien implementadas?

Anderson: Hay solo dos salas y están más o menos implementadas. No es como en Lima que hay salas en cada esquina. Mucho menos un estudio de grabación.

El videoclip que ustedes tienen, ¿quién se encargó de producirlo?

Anderson: Yo mismo, lo que es idea de dirección y edición, fui yo (risas) para no gastar tanto.

¿Qué impedimentos ve el músico acá en Cañete?

Anderson: Acá es bien difícil que alguien te apoye. Primero, los eventos, hay uno que otro pero el sonido es terrible, hace poco hubo uno donde no había micros para la batería, habían tres amplificadores pero los tres eran para bajo, son cosas que pasan. Por eso muchos migran a Lima, allá es mejor el trato. Acá te apuran en el evento, hay mala organización. No solo basta la intención. Otra factor creo que es la gente, que está acostumbrada a escuchar la misma música de hace más de veinte años, que no tiene nada de malo, pero no quieren escuchar nada nuevo y, es un poco difícil luchar contra eso. Los que digamos tienen más aceptación son bandas de covers.

 

Raúl López Yalán (Bajo y Coros de Libera).

Raúl López Yalán (Bajo y Coros de Libera).

¿Tampoco hay apoyo de la municipalidad?

Raúl: Más están abocados a otras manifestaciones culturales como pintura y poesía que las hacen acá misma en la plaza, o teatro en el Casa de la Cultura y en el Auditorio Municipal. Pero para el rock es bien difícil que te apoyen, lo que sí hay son agrupaciones musicales de música y danza negra y, ellos sí tienen apoyo.

Y a qué se dedican aparte de la música..

Anderson: Yo soy ingeniero agrónomo.

Raúl: Estudiante de ingeniería ambiental.

Fabrizio: Yo estaba estudiando, lo dejé para poder trabajar pero el próximo año retomo mis estudios en ingeniería agrónoma.

¿Y acá hay escuelas o instituciones que enseñen música?

Anderson: Creo que un hay un colegio que enseña, pero escuelas o institutos no hay. Acá la mayoría de músicos aprende con tutoriales en Youtube.

Cuéntanos un poco sobre la portada del EP Ya nada queda.

Anderson: Lo hizo mi amigo de JoGo Design, en Lima. Siempre me ha parecido más llamativo para una portada tener a una mujer que a un hombre y, lo que Libera habla en el disco es salir de cualquier adversidad. Por ejemplo, en Falsedad, habla sobre el desamor, Animal es el empuje a hacer las cosas por ti mismo, Libera habla sobre la represión que a veces hay en el propio entorno.

En ese verano que nacieron todas estas canciones, ¿cuál fue tu forma de componer?

Anderson: No sé si sea la forma correcta, pero yo primero hago la música y luego la letra.

En Claqueta y Baqueta apareció su vídeo…

Anderson: En TV Perú vi que había una convocatoria, mandé el vídeo, pasaron unos meses y me dijeron que ya lo emitían. Nos alegró mucho porque nos costó mucho hacerlo, hambre sobre todo (risas).

Ustedes son la primera —y hasta el momento— la única banda de hardcore punk de Cañete

Anderson: Hasta donde sabemos sí, pero esperamos que eso cambie

Como banda, cuál es su forma de trabajar? ¿qué planes tienen?

Anderson: Bueno, grabar nuestra música, no somos los típicos músicos que se toman fotos acá y allá. Nos gusta hacer las cosas en perfil bajo, por ejemplo, el vídeo salió de la noche a la mañana, nadie sabía nada. Usamos el factor sorpresa. Y por ahora mantenernos en Facebook, ya luego haremos más cosas.

Fabricio Duvan Manrique (Batería de Libera).

Fabricio Duvan Manrique (Batería de Libera).

Fabrizio, ¿cómo fue tu entrada a Libera?

Fabrizio: Si mal no me equivoco, yo estaba en la sala de ensayo con otra banda, y Anderson se puso a tocar el bajo y yo le seguí en la batería, así como jugando. Y luego de unos días, me invita a formar parte de Libera y yo acepté porque me gustaban sus temas.

¿Y tú, Raúl?

Raúl: Yo también ingresé a Libera este año, en febrero. Estaba trabajando en Lima, estaba sin banda, ya había escuchado el EP, Anderson me invitó y acepté.

Con respecto al disco ¿piensan venderlo?

Raúl: Actualmente la gente ya no escucha discos, si le das un disco a alguien es para que lo deje por ahí.

Anderson: Solo compran discos a bandas que ya tienen años y trayectoria, como reliquia. Aparte ahora ya todo se maneja de forma digital, ya no se sacan discos de cinco o seis temas, ahora todo es videosingles.

Y para ustedes, ¿eso es una ventaja o desventaja en la industria musical?

Anderson: La ventaja es que te expandes más rápido, tú música puede llegar a otro lado del mundo. Lo malo es que no siempre esa música que llega rápido es la mejor.

Desde su perspectiva como músicos, qué necesita una producción de un EP, más allá del dinero.

Anderson: Saber a qué quieres sonar, qué quieres hacer, ir centrado y ponerse la camiseta. Yo creo que solo eso.

La industria musical como la de antes ya no existe en Perú…

Anderson: Ya no, acá todo es independiente. Es bueno en parte, porque ahí se ve quién quiere hacer las cosas realmente.

¿Qué necesitaría Cañete para convertirse en una cuna de bandas?

Raúl: Inversión.

Anderson: Eventos. Es que puede venir gente que invierta, pero quien manda al final es el público. La gente no quiere ni pagar diez soles para un concierto.

Para terminar, ¿qué esperan que cambie en Cañete?

Anderson: Que el arte crezca.

Raúl: Sí, en todos los sentidos, no solo en música o teatro.

Fabrizio: Y que haya unión y apoyo entre los mismo cañetanos.

Anderson: Y no es por queja, sino porque es por el bien de todos.

Libera es la primera banda de hardcore punk proveniente de Cañete y, también son los primeros en lanzar un EP en este género en esta provincia. Sus letras, que hablan de libertad, nos invitan a superar las adversidades por nosotros mismos. Son un claro de ejemplo de trabajo arduo y constancia diaria.

Me encontré con Anderson Herrera (líder, guitarrista y voz), Raúl López Yalán (Bajo y Coros) y Fabricio Duvan Manrique (Batería) en la Plaza de Armas de Cañete a las tres de la tarde. Llegaron puntuales, antes de la hora pactada y, yo ya las estaba esperando.

¿Cómo se inicia Libera?

Anderson: Libera se crea el 15 de mayo del 2015. Empezó como canciones que yo componía en new metal; pero al no lograr encontrar un vocalista para ese género, cambié el estilo hacia el punk para poder cantar yo mismo, armé una maqueta y luego de mostrárselo a unos amigos me animaron a armar una banda y lo hice con otros miembros, no los actuales, pero igual éramos batería, bajo y guitarra.

Tocamos un par de veces con esa formación que duró un año y, antes de tocar ya había grabado los temas, porque más que nada era un proyecto personal. Por motivos de trabajo el baterista y bajista se fueron de Cañete y yo seguí grabando algunas canciones, una parte acá en Cañete y otra en Lima.

Anderson Herrera (líder, guitarrista y voz de Libera).

Anderson Herrera (líder, guitarrista y voz de Libera).

¿Por qué Libera?

Anderson: Así se llamó la primera canción que hice y así quedó.

El primer EP de Libera, Ya nada queda, tuvo sus contratiempos…

Anderson: Las canciones ya las había compuesto en el verano del 2015 y, se suponía que el primer EP con cinco canciones, debia salir a fines de ese mismo año, ya tenía todo listo y solo faltaba grabar las voces pero un mes antes de las grabaciones finales me robaron la laptop con todo el material. Pensé en tirar la toalla, pero en marzo del 2016 empecé nuevamente con todo. Yo grabé todos los instrumentos, lo que sí contraté fue a un baterista, que es el mismo productor que me ayudó con las grabaciones: Jack Bastante.

¿Y la actual formación?

Anderson: A Raúl y a Fabrizio ya los conocía de otra banda donde hacíamos covers y como los vi libres, los invité y aceptaron. Para esto ya se había lanzado el EP. Ellos viven en San Vicente y yo en Imperial.

El siguiente lanzamiento, será un EP o un álbum. ¿Están trabajando nuevos temas?

Anderson: Yo había compuesto 10 temas, de los cuales cinco están en el primer EP y, tengo cinco guardados, así que es material para usar en el siguiente EP. Los planes nos llevan a lanzarlo a finales de noviembre. Va a tratar temas similares a los del primero, pero hacia lo político, aprovechando las elecciones que se vienen.

Fabrizio: ¡Esa no me lo esperaba! (Risas)

Anderson: Solo falta masterizar, el EP se va a llamar Locura / Demencia. Con una mujer en portada también. Pero sí o sí sale este año porque Jack Bastante, quien ha sido un gran apoyo para nosotros y nos va a grabar en su estudio Audiobas, se va de viaje el otro año.

Qué influencias tiene Libera

Anderson: G3, Inyectores, Contracorriente, aunque en los solos tiene un poco de sabor a AC/DC.

Acá en Cañete ¿cuántas salas de ensayo hay? ¿están bien implementadas?

Anderson: Hay solo dos salas y están más o menos implementadas. No es como en Lima que hay salas en cada esquina. Mucho menos un estudio de grabación.

El videoclip que ustedes tienen, ¿quién se encargó de producirlo?

Anderson: Yo mismo, lo que es idea de dirección y edición, fui yo (risas) para no gastar tanto.

¿Qué impedimentos ve el músico acá en Cañete?

Anderson: Acá es bien difícil que alguien te apoye. Primero, los eventos, hay uno que otro pero el sonido es terrible, hace poco hubo uno donde no había micros para la batería, habían tres amplificadores pero los tres eran para bajo, son cosas que pasan. Por eso muchos migran a Lima, allá es mejor el trato. Acá te apuran en el evento, hay mala organización. No solo basta la intención. Otra factor creo que es la gente, que está acostumbrada a escuchar la misma música de hace más de veinte años, que no tiene nada de malo, pero no quieren escuchar nada nuevo y, es un poco difícil luchar contra eso. Los que digamos tienen más aceptación son bandas de covers.

¿Tampoco hay apoyo de la municipalidad?

Raúl: Más están abocados a otras manifestaciones culturales como pintura y poesía que las hacen acá misma en la plaza, o teatro en el Casa de la Cultura y en el Auditorio Municipal. Pero para el rock es bien difícil que te apoyen, lo que sí hay son agrupaciones musicales de música y danza negra y, ellos sí tienen apoyo.

Y a qué se dedican aparte de la música…

Anderson: Yo soy ingeniero agrónomo.

Raúl: Estudiante de ingeniería ambiental.

Fabrizio: Yo estaba estudiando, lo dejé para poder trabajar pero el próximo año retomo mis estudios en ingeniería agrónoma.

¿Y acá hay escuelas o instituciones que enseñen música?

Anderson: Creo que un hay un colegio que enseña, pero escuelas o institutos no hay. Acá la mayoría de músicos aprende con tutoriales en Youtube.

Cuéntanos un poco sobre la portada del EP Ya nada queda.

Anderson: Lo hizo mi amigo de JoGo Design, en Lima. Siempre me ha parecido más llamativo para una portada tener a una mujer que a un hombre y, lo que Libera habla en el disco es salir de cualquier adversidad. Por ejemplo, en Falsedad, habla sobre el desamor, Animal es el empuje a hacer las cosas por ti mismo, Libera habla sobre la represión que a veces hay en el propio entorno.

En ese verano que nacieron todas estas canciones, ¿cuál fue tu forma de componer?

Anderson: No sé si sea la forma correcta, pero yo primero hago la música y luego la letra

En Claqueta y Baqueta apareció su vídeo…

Anderson: En TV Perú vi que había una convocatoria, mandé el vídeo, pasaron unos meses y me dijeron que ya lo emitían. Nos alegró mucho porque nos costó mucho hacerlo, hambre sobre todo (risas).

Ustedes son la primera —y hasta el momento— la única banda de hardcore punk de Cañete.

Anderson: Hasta donde sabemos sí, pero esperamos que eso cambie.

Como banda, cuál es su forma de trabajar? ¿qué planes tienen?

Anderson: Bueno, grabar nuestra música, no somos los típicos músicos que se toman fotos acá y allá. Nos gusta hacer las cosas en perfil bajo, por ejemplo, el vídeo salió de la noche a la mañana, nadie sabía nada. Usamos el factor sorpresa. Y por ahora mantenernos en Facebook, ya luego haremos más cosas.

Fabrizio, ¿cómo fue tu entrada a Libera?

Fabrizio: Si mal no me equivoco, yo estaba en la sala de ensayo con otra banda, y Anderson se puso a tocar el bajo y yo le seguí en la batería, así como jugando. Y luego de unos días, me invita a formar parte de Libera y yo acepté porque me gustaban sus temas

¿Y tú, Raúl?

Raúl: Yo también ingresé a Libera este año, en febrero. Estaba trabajando en Lima, estaba sin banda, ya había escuchado el EP, Anderson me invitó y acepté.

Con respecto al disco ¿piensan venderlo?

Raúl: Actualmente la gente ya no escucha discos, si le das un disco a alguien es para que lo deje por ahí.

Anderson: Solo compran discos a bandas que ya tienen años y trayectoria, como reliquia. Aparte ahora ya todo se maneja de forma digital, ya no se sacan discos de cinco o seis temas, ahora todo es videosingles.

Y para ustedes, ¿eso es una ventaja o desventaja en la industria musical?

Anderson: La ventaja es que te expandes más rápido, tú música puede llegar a otro lado del mundo. Lo malo es que no siempre esa música que llega rápido es la mejor.

Desde su perspectiva como músicos, qué necesita una producción de un EP, más allá del dinero.

Anderson: Saber a qué quieres sonar, qué quieres hacer, ir centrado y ponerse la camiseta. Yo creo que solo eso.

La industria musical como la de antes ya no existe en Perú…

Anderson: Ya no, acá todo es independiente. Es bueno en parte, porque ahí se ve quién quiere hacer las cosas realmente.

¿Qué necesitaría Cañete para convertirse en una cuna de bandas?

aúl: Inversión.

Anderson: Eventos. Es que puede venir gente que invierta, pero quien manda al final es el público. La gente no quiere ni pagar diez soles para un concierto.

Para terminar, ¿qué esperan que cambie en Cañete?

Anderson: Que el arte crezca.

Raúl: Sí, en todos los sentidos, no solo en música o teatro.

Fabrizio: Y que haya unión y apoyo entre los mismo cañetanos.

Anderson: Y no es por queja, sino porque es por el bien de todos.


Continue reading

[There are no radio stations in the database]