Hernán Vargas, la música y el misticismo ancestral del barro

Written by on 31 marzo, 2019

Hernán Vargas es un lutier y músico argentino que usa el barro para crear divertidos e inusuales instrumentos, sus dos proyectos hermanos, Suena Barro y Barromadre, lo han llevado por varios países de Europa y Latinoamérica, dando conciertos y talleres de lutería.

Hace un tiempo Hernán me escribió comentándome de sus emprendimientos musicales, que enseguida llamaron mi atención, porque su trabajo era el tipo de proyecto que me interesa difundir y, que además, considero importante y necesario porque permite conectar con el legado artesanal y ancestral del hombre en torno a la música desde sus albores.
Así que acá les dejo la entrevista que le hice, espero que la disfruten tanto como yo hacerla.

Hernán ¿Cómo inicia este amor tuyo por la música que se crea con instrumentos de barro?

En realidad, no recuerdo bien que fue primero, si la música o la cerámica, pero lo que siento es que el encuentro entre ellas fue natural y casi inevitable, son dos mundos que crecieron en mí y me enseñaron muchísimas formas de aprender, de enseñar, de compartir, así que a partir de ese amor surgido de ese encuentro nació un mundo nuevo que es el de la exploración del sonido de la cerámica. Un material usado desde los inicios de todo, infinitas culturas en el mundo entero exploraron el sonido del barro, todas estas culturas fueron las que nos dejaron un legado, a partir de ahí podemos encontrar nuevos caminos, nuevos sonidos.

¿Cómo fue tu primer encuentro con la música y a qué edad?

Mi primer encuentro con la música fue con el bajo, fue mi primer instrumento, en mi familia no hay músicos ejecutantes, pero si mucho amor por la música, mi padre es un gran apasionado por la escucha, de chico fui buscando sonidos distintos y músicas que me muevan algo, (esa búsqueda continuará siempre).

La percusión y su lúdica innata, así como sus instrumentos, están ligados a los inicios de la humanidad.
¿Ha sido difícil aprender el arte de trabajar el barro en la música, de la misma manera en que los antiguos hombres lo hacían? Qué técnicas nuevas se pueden utilizar actualmente.

Creo que el principio mas antiguo y mas temprano de descubrimiento es el juego, hay una palabra Sanscrita “Lilā” que significa juego sagrado, me gusta mucho ese concepto de juego, de exploración, es un principio que nos habilita a la expansión, al descubrimiento, a medida que nos adentramos en este mundo vamos complejizando los sistemas acústicos y queriendo desafiar los limites del material. También es importante poder utilizar todas las herramientas, técnicas antiguas y nuevas técnicas para la producción cerámica y me gusta mucho la utilización de nuevas tecnologías para ahondar en los limites del sonido, utilizo apps, pedales y efectos como otras herramientas para encontrar sonidos y músicas nuevas.

Barro madre y Suena barro son proyectos hermanos, pero diferentes, háblame un poco sobre ello.

Barromadre surge como mi proyecto de construcción e investigación con los Udus, instrumentos que fueron para mí el puente entre la música y el barro, también fueron instrumentos que me abrieron muchísimas posibilidades de las cuales estoy muy agradecido, oportunidades de aprender y de enseñar, de viajar y de dejar semillas. Suena Barro es algo así como la ampliación de Barromadre, donde busco hacer todas las ramas de instrumentos en barro, cordófonos, idiófonos, aerófonos, membranófonos, estoy armando un equipo de músicos, luthiers y ceramistas para crear didácticas de cada instrumento, de ahí la idea es proponer el proyecto en distintas comunidades para enseñar a la gente a construir sus propios instrumentos

Algunos instrumentos de barro hechos por Hernán Vargas y Barromadre.
Archivo fotográfico.

Al fabricar tus instrumentos, ¿comienzas a partir de la forma o el sonido que deseas lograr? Coméntanos.

Muchos de los instrumentos que hago son inspirados tanto por instrumentos antiguos, como por instrumentos contemporáneos, la idea es partir de los sistemas acústicos ya existentes y experimentar como resolver cuestiones técnicas con los distintos barros que podemos trabajar, también para mi es muy importante encontrar un diseño propio, ¡siempre digo que un instrumento debe ser una obra! Y el juego esta en buscar el diseño en función de la acústica.

Al fabricar aerófonos de barro se pueden lograr afinaciones bastante exactas, ¿puede suceder lo mismo con instrumentos de percusión elaborados de este material? Ya que generalmente son afinaciones aproximadas como en el caso de la batería y similares ¿cómo manejas ese aspecto?

Si se pueden realizar experiencias de afinación y rangos tonales con cualquier pieza, en algunos casos no es necesario ya que muchos instrumentos de percusión, como los udus por ejemplo, emiten una nota, pero en una frecuencia que no llega a interferir con una afinación de otros instrumentos temperados, también estoy realizando una investigación para la afinación de placas cerámicas haciendo algo así como una marimba o ceramofón, en ese caso sí se requiere una afinación y escalas especificas, estas afinaciones se logran por medio del tamaño y la temperatura de quema de las piezas.

Estuviste de gira por tercera vez en Europa dando conciertos, charlas y talleres, Pero ¿qué tal es la recepción de tu propuesta musical en Argentina?

En Argentina este proyecto tiene una recepción super cálida e inspiradora del publico, tanto de la comunidad cerámica como musical, lo complejo en este momento es la actualidad política de mi país, donde es muy difícil conseguir apoyos económicos para llevar adelante este tipo de proyectos culturales, este es un emprendimiento totalmente autogestionado, es un camino de muchas libertades pero también muy arduo, el hecho de viajar para mostrar el proyecto por otros países, además de Argentina, es por que se dan otras posibilidades y una instancia de aprendizaje única para mi. Conocer otras culturas, otros ceramistas, otros músicos nos abre la cabeza y el corazón siempre, tuve la oportunidad de realizar tanto talleres como conciertos y charlas en Chile, Uruguay, Colombia, Brasil, Republica Dominicana, Antillas francesas, España, Catalunya, Francia, Belgica, Marruceos y México. El sueño de este proyecto a largo plazo es poder armar orquestas de barro en Argentina y por el mundo.

Precisamente, hace poco estuviste en México, ¿Cuéntanos qué tal la experiencia con el público?

Entre octubre y enero estuve realizando una gira por México, allí tuve la inmensa suerte de recorrer y conocer su cerámica, su cultura, su gente y ¡quede totalmente fascinado! Allí realice talleres de construcción de instrumentos, charlas y conciertos por distintas ciudades CDMX, Guadalajara, Oaxaca, Huatulco, y especialmente en Oaxaca llegamos a las mujeres del barro verde en Atzompa y las mujeres del barro rojo de San Marcos Tlapazola, con estas ultimas hicimos un vídeo buscando el sonido de sus piezas, haciendo música con sus ollas, cuencos y piezas originales.

Si uno revisa tus redes podrá observar que tienes infinidad de instrumentos hechos de barro, ¿Crees que haya algún instrumentos que el barro no pueda replicar?

Creo mucho en la experimentación y en expandir los limites del material, obviamente hay experiencias mas difíciles de replicar pero ¡Creo que podemos y tenemos que intentarlo todo!

Más instrumentos construidos por Hernán Vargas. Archivo fotográfico.

Tú, aparte de lutier, eres músico, ¿Hay a futuro alguna producción musical propia hecha con tus instrumentos, o colaboraciones a otros artistas con ellos?

Estoy realizando composiciones basándome en los sonidos de los distintos instrumentos que voy realizando, la idea es hacer un audiovisual mostrando un ensamble con mas músicos, también siempre voy haciendo colaboraciones con músicos de distintos lugares, me interesan mucho los cruces y transitar la música de otras personas, es una linda instancia de aprendizaje.

¿Qué es lo que más disfrutas de enseñar a construir instrumentos en tus talleres? ¿Qué expectativas tienen tus alumnos al entrar al taller y qué logran? ¿Alguno se dedica a tiempo completo a este oficio?

Para mí lo mas importante es brindar las herramientas para que cada uno tenga la libertad de crear sus instrumentos, lo mas importante es eso, comprender esa libertad y que eso se replique, a lo largo del recorrido que vengo realizando de talleres van quedando personas que siguen, experimentan y hacen. Eso me hace muy feliz.

¿Se te ha roto alguno de tus instrumentos en tus manos?

En mis manos nunca se rompieron instrumentos, su forma y sus materiales tienen que asegurarnos eso, ¡Tenemos que confiar en nuestro instrumento!

¿Cómo visualizas Barromadre y Suena barro en cinco años y qué novedades se vienen este año?

Este proyecto esta en una instancia netamente itinerante, en este momento estoy en España y en breve estaré por Brasil, también recorriendo varias regiones de Argentina, esta es la etapa de ir dejando las semillas, de despertar la curiosidad, motivar, para estar en un horizonte no muy lejano, hablando de una red de orquestas de barro, demostrando algo muy simple, que con un pedazo de barro cualquiera puede construirse su propio instrumento y sumergirse a la creación, condición fundamental para la expansión del ser.


Continue reading

[There are no radio stations in the database]